Literacy skills for a new world

The mainstream way in which we teach our kids to read and write has changed very little in several centuries. It is, perhaps, the only teaching practice that remains unchanged as time goes by – or the one that has changed the least.

Yes, there have been some strikes of innovation here and there – but at the end, we end up doing practically the same things that have been done for ages: we teach the letters, their sounds, and the way they interact with each other. We start at six, sometimes a little later or a little earlier. We follow the same steps with all children. We make them drill and repeat. Until they can read. Or not.

Some might say, if this method is still being used across centuries, it must be tried and true. It means it works, and therefore we should keep teaching that way. Right?

Wrong. I believe our traditional systems are somewhat successful in teaching kids to read and write. But they are an absolute failure in creating readers and writers.

There is a difference between being able to read and being an avid reader.  UNESCO reports that the world literacy rate is nowadays around 86%. In my country, México, as it is in the United States, almost 100% of people 15 years old and older are literate. However, in México, 55% of the population in this group did not read a single book last year. The same is true for almost a third of Americans. At the same time, UNESCO reports that 6 out 10 children “are not learning a minimum in reading and math”

The world is changing rapidly. Our students need to become life-long learners if they are to keep up the pace with the challenges that the Fourth Industrial Revolution is already presenting them.

If you want life-long learners, then you need life-long readers.  It is that simple.

What are we doing wrong?

I believe that our education systems are teaching our kids too little, too late and too badly – at least regarding early literacy instruction.

For centuries it has been believed that tiny children cannot, and should not, be taught to read. Many have warned us against the perils of teaching a child who is “not ready”. But children are born with brains primed for language. And reading is language.

Instead of taking advantage of the powerful and plastic brains of tiny kids, we make them wait six longs years before giving them the gift of literacy. We wait until their brains are no longer as eager for language as they were on their first years of life. We allow the window of easy, meaningful language learning to fade away.

Of course, if we tried to teach a 3-year old to read in the same fashion that we have been teaching our 6 year olds, he would most certainly hate it. This is because the traditional techniques for reading instruction break apart language, presenting letters –devoid of meaning- instead of words within a context. By the way, I do not believe that we should teach the six year old this way, either.

What should we do instead?

Babies begin to learn to talk at birth – reading should not be different. We can expose tiny children to lots and lots of words, oral and written. We speak to our babies in high pitch, with lots of intonation and color. We should present reading words the same way, in large print, very brief sessions, and with great enthusiasm. When kids are young they are able to absorb huge amounts of information easily if presented properly.

We should begin early, exposing our children to a rich vocabulary within their context, enjoying language. Reading and playing are not opposing terms. They are not mutually-excluding activities. Reading is a gift and a privilege, not a task or a punishment.

Early reading could also be the answer to inequity, a way to reduce or even eliminate achievement gaps. Poor kids are lagging behind their affluent peers by the time they enter school. First grade is already too late for them to catch up.

Before becoming a teacher, I taught my own kids to read at home, at a young age, following the programs of The Institutes for the Achievement of Human Potential. The easy and joyful learning I witnessed made me fall in love with teaching.  I the following 20 years, I have taught, directly or indirectly, hundreds of little kids to read way before the age of six – and watched in awe as they became avid readers.

Last month I began a project that will last a couple of years: I will travel to as many countries as possible, visiting schools and talking to teachers, to learn how little kids are learning to read around the world, and write a book about those experiences.  Finland is, according to UNESCO, the most literate country in the world – and the place where I decided to go first.

Here is an excerpt of my interview with a very experienced Finnish teacher, Kirsti Savikko (in English, with Spanish subtitles)

New literacy practices need to be generated in our schools – and I believe that will happen somewhat soon, as brain research and innovative technologies evolve. Whether on a book or a screen, those who read will be able to rise above the uncertainties ahead. The world, now more than ever, will belong to readers.

—————

As part of C.M. Rubin’s Top Global Teacher Bloggers, this is my response to this month’s question: To what extent do you believe the literacy skills required for a new world will be more or less the same as they were before? Will new literate practices need to be generated and does that mean that new literacies be required?  If so, what do you think these new literacies will be and how can they be learned?

El Método Filadelfia en el Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo entrará en vigor en el ciclo 2018-2019. Ante esta realidad, muchas maestras nos han preguntado qué pasará con nuestros libros Filadelfia “Yo Conozco” y “Yo Escribo”, para preescolar. ¿Seguirán siendo vigentes?

La respuesta es si, un contundente si. ¿Por qué, se preguntarán algunos, si no se ha hecho una nueva edición de los libros? ¿Cómo pueden seguir siendo vigentes?

Antes que nada, es importante que recordemos que el nuevo modelo no significa, en ningún momento, deshacerse por completo del trabajo realizado en el currículo, planes y programas de estudio anteriores a la reforma. En el mismo documento se especifica, en la página 177, los aspectos que permanecen en el nuevo modelo. Algunos de ellos son:

  • Se trata de un programa abierto y flexible
  • Se conservan los fundamentos de los enfoques pedagógicos
  • Los aprendizajes esperados siguen siendo el referente para la organización del trabajo, la intervención y la evaluación.
  • Se continúa con la evaluación formativa.

Precisamente el carácter flexible y abierto del currículo (el anterior y el vigente) nos ha permitido trabajar con nuestros pequeños con el Método Filadelfia, creando un ambiente rico en estímulos para el desarrollo cerebral, atendiendo de manera implícita y explícita los objetivos del programa. Nuestra propuesta no sólo cubre, sino que incluso rebasa, la presentación de oportunidades para el desarrollo de los aprendizajes esperados que marca la autoridad educativa.

Sin embargo, pudiera haber nerviosismo entre las educadoras ante el cambio. Por ello, analicemos juntos cómo nuestros libros continúan siendo un apoyo valioso e importante para las maestras de preescolar aún a partir de Agosto de 2018.

Los propósitos generales de Lenguaje y Comunicación para Preescolar son:

1. Adquirir confianza para expresarse, dialogar y conversar en su lengua; mejorar su capacidad de escucha y enriquecer su lenguaje oral al comunicarse en situaciones variadas.

2. Desarrollar interés y gusto por la lectura, usar diversos tipos de texto e identificar para qué sirven; iniciarse en la práctica de la escritura y reconocer algunas propiedades del sistema de escritura.

Para alcanzar estos objetivos, el programa nos presenta cuatro organizadores curriculares: Oralidad, Estudio, Literatura y Participación Social. Describiremos cada uno, citando textualmente al Programa (páginas 192 y 193)

“Oralidad. El desarrollo del lenguaje de los niños al ingresar a preescolares variable. Conversar, narrar, describir y explicar son formas de usar el lenguaje que permiten la participación social, así como organizar el pensamiento para comprender y darse a entender; fortalecen la oralidad y el desarrollo cognitivo de los niños porque implican usar diversas formas de expresión, organizar las ideas, expresarse con la intención de exponer diversos tipos de información, formular explicaciones y expresar secuencias congruentes de ideas. El reconocimiento de la diversidad lingüística y cultural es otro elemento del lenguaje que es necesario promover en el aprendizaje de los niños desde sus primeras experiencias educativas para que desarrollen actitudes de respeto hacia esa diversidad; se trata de que adviertan y comprendan que hay costumbres y tradiciones diversas, así como que las cosas pueden nombrarse de maneras diferentes en otras partes y en otras lenguas” (p. 192-193)

Los libros “Yo Escribo” y “Yo Conozco” presentan muchas y muy variadas oportunidades para generar todo tipo de conversaciones alrededor del lenguaje y la cultura, o ,mejor dicho, culturas – incluyendo los inicios de ciudadanía global. Ninguna otra serie educativa presenta de manera tan abierta la diversidad – local y mundial- como nuestros libros Filadelfia para preescolar. Y para primaria, la nueva serie Interacciones (Lenguaje y Comunicación) continúa construyendo las habilidades y conocimientos de nuestros niños a través de la exploración de diferentes culturas,  arte y música, además de programas de ciudadanía global, educación financiera y emprendimiento.

“Estudio. Este organizador curricular remite, desde preescolar hasta la secundaria, al uso del lenguaje para aprender. En educación preescolar se promueve el empleo de acervos, la búsqueda, el análisis y el registro de información, así como intercambios orales y escritos de esta. Dichos usos del lenguaje se relacionan con los campos de formación académica y las áreas de desarrollo personal y social, de modo que los motivos para usarlo se integran también en sus Aprendizajes esperados”.  (p. 193)

La base del Método Filadelfia, en lectura, está precisamente en el intercambio oral y escrito de la lengua. Partiendo del vocabulario que los niños ya conocen, e integrando poco a nuevos conceptos y las palabras que los representan, se va construyendo un robusto dominio del lenguaje. Esto se logra, también, analizando y produciendo una gran diversidad de textos – desde pequeños poemas semanales hasta cartas, reseñas y cuentos – todo ellos contemplado tanto en “Yo Escribo” como en “Yo Conozco”

“Literatura. Este organizador curricular incluye la producción, interpretación e intercambio de cuentos, fábulas, poemas, leyendas, juegos literarios, textos dramáticos y de la tradición oral.” (p. 193)

En “Yo Escribo”, cada semana los niños disfrutan de un breve texto significativo que recoge el vocabulario presentado en la semana. Además, conforme los niños avanzan y crecen, los textos de lectura van aumentado en variedad y complejidad. “Yo Conozco” contribuye presentado más textos interesantes sobre arte, cultura y música.

“Participación social. Este organizador curricular se refiere a la producción e interpretación de textos de uso cotidiano en ambientes alfabetizados vinculados con la vida social como recados, invitaciones, felicitaciones, instructivos y señalamientos. De particular importancia es el uso y el reconocimiento del nombre propio, no solo como parte de su identidad, sino también como referente en sus producciones escritas (porque cuando los niños conocen su nombre escrito empiezan a utilizar las letras de este para escribir otras palabras, así como a relacionarlas con los sonidos, es decir, establecen relación entre lo gráfico y lo sonoro del sistema de escritura).” (p.193)

Con el programa Filadelfia, nuestros niños reconocen, por supuesto, sus propios nombres – y muchas palabras más, de manera fácil y relajada. La lectura aflora como un proceso natural e infinitamente social: un proceso compartido por todos los niños, que observa, reconocen y manipulan las palabras en parejas y en grupo. Partiendo de las palabras conocidas y presentadas en forma visual, nuestros niños aprenden el sentido y uso de las letras, completamente dentro de su contexto significativo. Estos contenidos se trabajan principalmente en “Yo Escribo”, y en la presentación de las tarjetas de lectura por parte de la maestra al grupo. “Yo escribo” presenta, además, una gran variedad de juegos de lenguaje – junto con sugerencias para un aprendizaje lúdico que pueden encontrarse en la guía del docente y en evidencias que continuamente nos comparten las escuelas en medios sociales. (Más ejemplos aquí )

En todo caso, es nuestra humilde percepción que el nuevo modelo educativo no se ha alejado, sino al contrario, se acerca, a la propuesta de Método Filadelfia. Analicemos estos párrafos, sobre el desarrollo infantil en los primeros años, que aparecen en las páginas 58 y 59 del programa:

“Hoy se sabe que en esos años ocurren en el cerebro humano múltiples transformaciones, algunas de ellas resultado de la genética, pero otras producto del entorno en el que el niño se desenvuelve. Durante este periodo, los niños aprenden a una velocidad mayor que en cualquier otro momento de sus vidas. Es cuando se desarrollan las habilidades para pensar, hablar, aprender y razonar, que tienen un gran impacto sobre el comportamiento presente y futuro de los niños.  La gran plasticidad del cerebro infantil no es suficiente para lograr los aprendizajes que deben ocurrir en esa etapa. Establecer los cimientos del aprendizaje para etapas posteriores depende de que los niños se desenvuelvan en un ambiente afectivo y estimulante.”  Estas palabras, extraídas textualmente del documento de la SEP, resuenan positivamente con nuestra visión del desarrollo temprano, como hemos compartido anteriormente en otros artículos como “La semilla de la genialidad” 

Programas van y programas vienen, el mundo cambia. Pero, parafraseando a Glenn Doman, “la magia está en el niño”. No en los libros, no en los maestros, no en los programas. Mucho menos en los sistemas educativos, en la SEP, o en las escuelas.

La magia está en el niño. El potencial viene con él. Un ambiente rico en estímulos y oportunidades, a través de un programa ambicioso, divertido, cálido y bien organizado, depende de nosotros: padres y maestros. Sólo tenemos una oportunidad para dar a nuestros hijos el mejor ambiente de aprendizaje durante sus primeros años.  ¿Estamos listos para el reto?

 

Referencias:

Aprendizajes Clave para la Educación Integral. Educación Preescolar. (2017) Secretaría de Educación Pública. Recuperado el 11 de Junio de 2018 en http://www.aprendizajesclave.sep.gob.mx/descargables/biblioteca/preescolar/1LpM-Preescolar-DIGITAL.pdf

 

 

Conviértete en Súper mamá: el Pack Maternity

La mejor manera de convertirte en una super mamá, ¡es preparándote para ello! Una mamá bien informada tendrá mejores herramientas para disfrutar al máximo el embarazo y los primeros años del bebé – ayudándole, además, a alcanzar su potencial.

Justamente por ello, un grupo de autoras nos hemos reunido para crear un paquete de cursos en línea y eBooks – 17 cursos y libros al precio de uno,  pero sólo por nueve días, del 1 al 9 de Junio. Mi curso “Desarrollo Neuromotor Infantil” forma parte de este “Pack Maternity”, junto con muchos otros recursos valiosos para mamás – abarcando desde el embarazo y hasta los doce años de tu hijo.  Tendrás acceso permanente a los cursos y libros desde el momento en que adquieras tu pack. Los cursos pueden llevarse a cabo en tus propios tiempos, a tu ritmo: no tienen una fecha específica de inicio y fin, tu vas marcando el paso. Así es que si adquieres tu pack hoy, pero no comienzas tus cursos sino hasta más delante, cuando los necesites, ¡no hay problema! Los recursos estarán ahí, esperándote.

Estos son los cursos y libros que encontrarás en el Pack Maternity. Verás que los precios originales para cada uno de ellos están expresados en Euros. El costo total de estos recursos en su precio normal sería de 614.38€ (Unos 14,000 pesos, -719 dólares americanos o su equivalente en cada una de nuestras monedas latinoamericanas) Sólo por nueve días, comenzando hoy y hasta el 9 de Junio, el precio promocional de el Pack Maternity será de 35.95€ (Unos 821 pesos mexicanos, aproximadamente – 42 dólares americanos o su equivalente en otras monedas en Latinoamérica)

NUESTROS PRIMEROS 9 MESES JUNTOS (Guía de embarazo) de Ivette Castillo (P.V.P. 9,50€)
PLAN PARA UN EMBARAZO ACTIVO de 1000FITMEALS (P.V.P. 25€ )
CURSO DE MATERNIDAD CONSCIENTE de Lardamma.com (P.V.P. 25€)
CURSO INTENSIVO DE CONCIENCIA POSTURAL Y SUELO PÉLVICO de Lorena Gutiérrez (P.V.P.67€)
CURSO ONLINE “DUERME FELÍZ” (libre de tutorías) de Desiré Capataz (P.V.P. 20€)
DESCUBRIENDO EL POTENCIAL DE MI BEBÉ (0-6 MESES) de la Dra. Delimar Tello (P.V.P. 7,20€)
DESCUBRIENDO EL POTENCIAL DE MI BEBÉ (6-12 MESES) de la Dra. Delimar Tello (P.V.P. 7,20€)
CURSO DE BLW de Lardamma.com (P.V.P. 25€)
DESARROLLO NEUROMOTOR de Elisa Guerra (P.V.P. 119,99€)
DESTETANDO CON AMOR de la Dra. Delimar Tello (P.V.P. 9,20€)
BICHITO Y EL ÁRBOL DE CEREZAS (+18m) de Ivette Castillo (P.V.P. 6,90€)
CÓMO QUITAR EL PAÑAL DE FORMA RESPETUOSA (curso cápsula) (0-4 años) de Elisa Molina (P.V.P. 39,95€)
EDUCAR DESDE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL (libre de tutorías) de Miriam Escacena (P.V.P 29€)
ATRÉVETE A EDUCAR SIN CASTIGAR (0-11 años) de Nuria Ortega (P.V.P. 150€)
LÍMITES EN LA INFANCIA (curso cápsula) (0-12 años) de Elisa Molina (P.V.P. 49,95€)
40 MENÚS FAMILIARES de la Dra. Amil López (P.V.P. 8,50€)
“MAMIFOTOGRAFÍA” de Lucía Patata Fría (P.V.P 14,99€)

Adquiere tu pack Maternity haciendo click aquí – sólo del 1 al 9 de Junio

Todos estos recursos te serán sumamente valiosos en las diferentes etapas de la maternidad: desde el embarazo, los primeros meses, y los primeros años, desde múltiples perspectivas: salud, nutrición, educación, psicología… ¡incluso aprenderás cómo convertirte en la mejor fotógrafa de tu bebé!

Incluso puedes regalar este paquete a alguien más, sólo necesitas especificar, al momento de la compra, que se trata de un regalo, y poner el email de la afortunada que lo recibirá. ¡A ella le llegará un correo con la buena noticia! (Puedes además escoger en qué fecha quieres que le llegue tu regalo)

¿Quieres aprender más sobre el Pack Maternity y las autoras que lo conforman? En este enlace encontrarás respuestas preguntas frecuentes.

Si ya estás lista para adquirir tu pack, haz click aquí.

Recuerda, el pack Maternity sólo estará disponible desde las 00:01 hrs del Viernes 1 de Junio, y hasta las 23:59 hrs del 9 de Junio, hora peninsular de España (5:01 pm del 31 de Mayo y hasta las 3:59 pm del 9 de Junio, hora del centro de México). Tu pago sólo puede hacerse con tarjeta de crédito en la página web de #elPackMaternity, aquí: http://bit.ly/elpackweb

¿Te animas?

Muchas abrazos;

Elisa