Sopa de Letras Filadelfia

Una mañana de trabajo en el Colegio Karol Wojtyla. Primera parada: Miss Ednna y Miss María José, con un grupo de 3o de preescolar.

Como autora de la Serie Filadelfia para el Aprendizaje Temprano del “Método Filadelfia” con Pearson, con frecuencia tengo la oportunidad de visitar escuelas que están llevando a cabo un programa de Lectura Temprana con nuestros libros. Es maravilloso poder sentarme en el fondo del salón, como si fuera una niña más en la clase, y observar a mis colegas docentes en acción.

Este mes de Diciembre estuve en el Karol Wojtyla, en Tehuacán, Puebla. En los próximos días seguiré compartiendo algunas de las muchas ideas que pude ver en marcha, y que pueden servir de inspiración a otras maestras y escuelas que estén trabajando con el método. Comencemos con una actividad que podríamos llamar Sopa de Letras Filadelfia.

Llegamos al salón de tercer grado atendido por la maestra Ednna Mariela y la auxiliar María José. La puerta del salón estaba muy bien ambientada con el país del mes para este grupo, Grecia (según el programa de nuestro libro Yo Conozco)

puerta-grecia-3o-karol

yo-conozco-3oLos temas de cultura global están a la vista de los niños: Este mes conoceremos sobre Grecia, admiraremos las pinturas de Rubens y escucharemos la música de Brahms.

La rutina comienza cuando Ednna reparte a cada niño una tarjeta diferente y les pide identificar quién tiene la palabra “viernes” y “diciembre”. Posteriormente, los niños ordenan la frase “¿Cómo me siento?” en el pizarrón y dan su respuesta: feliz. Posteriormente la maestra muestra las palabras de la semana. Es viernes, y los niños ya las conocen muy bien, así es que son ellos quienes las leen.

En este video podemos ver cómo transcurrió esta rutina:

Más tarde, Ednna proyecta la lectura de la semana y la lee con los niños. Ahora ellos deberán encontrar las palabras resaltadas y emparejarlas con las tarjetas de lectura que su maestra ha dispuesto a un lado de la proyección.

palabras-en-texto-karol-3o

 

 

 

 

Todas estas actividades sirvieron como preparación para llegar a la Sopa de Letras con palabras Filadelfia. Ednna proyecta la sopa de letras y les pide a los niños encontrar las palabras de la semana. Cuando uno de ellos encuentra alguna, pasa al frente a encerrarla.

sopa-de-letras-filadelfiaMuchas gracias a Miss Ednna, Miss María José  y a todo el equipo del Colegio Karol Wojtyla por permitirme acompañarles en una mañana de trabajo.  ¡Muy pronto publicaré algunas ideas más, de las muchas observadas!

Cómo integrar la fonética con el Método Filadelfia para la Lectura Temprana

Método FiladelfiaSabemos que iniciar el proceso de la adquisición de la lectura de manera temprana ofrece muchos beneficios para nuestros niños, y que ello no implica en absoluto “robarles” el espacio para el juego. Hemos compartido también con anterioridad cómo llevar a cabo un programa de lectura y escritura tempranas en el aula preescolar, e incluso cómo ampliar esos programas y cómo incorporar juegos para el disfrute de nuestros niños.

Sin embargo, como todo programa, el nuestro no está exento de ciertas dificultades.

En primer lugar, para que el método funcione, hay que hacerlo. Parece obvio, pero sí, hay que presentar las tarjetas de lectura, tres veces al día, de manera ágil y alegre. Hay que reutilizar esas palabras con frecuencia, en pares, frases y cuentos, hay que hacer juegos con las palabras, hay que elaborar libros caseros y dar oportunidad a los niños para que ellos mismos elijan de vez en cuando qué palabras quieren aprender de acuerdo a sus propios intereses. Hay que involucrar a los padres para que ellos también usen las palabras de lectura en casa – los resultados serán siempre mejores.

Muchas escuelas en México y Latinoamérica están trabajando ya con los libros de la serie Filadelfia, publicados con Pearson. Algunas de estas escuelas  nos han contactado con dudas sobre la mejor manera de aplicar el método con los niños “más grandes” (5-6 años, cursando tercero de preescolar o primer grado de primaria) sobre todo considerando que en siendo el primer año de aplicación, estos pequeños no tuvieron la oportunidad de llevar el método Filadelfia cuando estaban en primero o segundo grados de preescolar.

Es una realidad que, en términos generales, mientras mayor es un niño, menor es su capacidad para la captación global de las palabras de lectura.  Y mientras mayor es el tamaño del grupo escolar, menor es por supuesto la atención que podemos prestar, como docentes, a cada uno de los pequeños.

Aunado a estos posibles problemas, siempre que se aplica un nuevo programa, como es natural, hay una curva de aprendizaje con respecto a las maestras que se embarcan por primera vez en un nuevo paradigma. Lo desconocido causa temor, y las nuevas habilidades requieren práctica para afianzarse.

Por todas estas razones, estamos iniciando una serie de entradas en el blog dedicadas a apoyar a las maestras que se estrenan con el método y de manera muy especial a aquellas que atienden a los “niños mayores”, que nunca antes habían llevado Filadelfia y que tienen la presión para que los niños “salgan leyendo y escribiendo” al terminar el ciclo escolar.

Una de las dudas más comunes que nos presentan las escuelas, es justamente cómo integrar la fonética en el Método Filadelfia para la Lectura Temprana.  Algunas maestras creen, erróneamente, que una cosa es incompatible con la otra, que la fonética no tiene cabida en Filadelfia, simplemente porque favorecemos la presentación de palabras sobre la presentación de las letras.

Pero esto no es así. Si bien es cierto que desaconsejamos la enseñanza de la fonética con los niños más pequeños, (3 años) durante el primer año de aplicación del programa, no dejamos de reconocer que la fonética es favorable y en algunos casos incluso necesaria para que ciertos niños logren alcanzar el nivel lector que deseamos en el marco de tiempo que tenemos para ello.

Hay que distinguir entre la instrucción de la fonética y el uso de las planas. Una cosa no es equivalente a la otra. Y si bien hablaremos de las planas más adelante, en una entrada futura, por lo pronto abordaremos el cómo integrar la fonética con el Método Filadelfia.

  • La Enseñanza del Abecedario. En segundo grado de preescolar, sugerimos presentar las letras a los alumnos, como componentes de las palabras, para iniciarlos en su trazo. En tercer grado de preescolar, combinamos la lectura global con elementos de la instrucción fonética, privilegiando la presentación de la palabra completa. Al mismo tiempo, comenzamos la enseñanza del abecedario.  Todos los días se presenta la serie completa del abecedario en orden. Algunos días en minúsculas, otros días en mayúsculas. Adicionalmente, dedicamos otra sesión para presentar las letras en desorden. A diferencia de las sesiones de palabras, aquí sí nos interesa que los alumnos aprendan la secuencia de las letras en el abecedario (y por eso las presentamos en orden) pero también es importante que ellos reconozcan cada letra por sí sola y no porque están recitando una secuencia conocida. Es preciso planear dos sesiones diarias para la presentación del abecedario, durante todo el ciclo escolar. Por supuesto, podemos hacer énfasis en las letras que estamos trabajando con las palabras de la semana y aprovechar el repaso de las ya presentadas. Incluso podemos hacer juegos en donde los alumnos, con sus palabras recortables o con las tarjetas de presentación del aula, busquen una letra en particular en algunas de sus palabras. Los materiales necesarios son: Tarjetas de cartón caple, blanco dos caras, de 28X28 cms. En una cara, escribiremos cada una de las letras del abecedario (una letra por tarjeta) en minúsculas, con un trazo grande y firme.  Al reverso, escribiremos la misma letra, en mayúsculas. Es deseable, si bien no indispensable, hacer las dos series en dos colores diferentes: minúsculas de un color, mayúsculas de otro.  Se enseña a los alumnos tanto el sonido como el nombre de la letra; “se llama efe” y “suena ffff “, ya sea en la misma sesión o en diferentes. La técnica de enseñanza es la misma que utilizamos con los demás materiales: un segundo por tarjeta, transmitiendo entusiasmo y alegría con la voz al leerla.
  • Utiliza las palabras de la semana para identificar las letras. Conforme vayas avanzando en la presentación de las letras del abecedario, utiliza las tarjetas de tus palabras semanales para identificar, con tus niños, las letras que ellos ya conocen. Por supuesto, a veces las encontrarán al inicio, en medio o al final, y eso está bien. También es muy conveniente tomar las palabras que ya has retirado de otras semanas para convertirte, con tus niños, en “exploradores de letras”. Tras presentar las palabras de manera global, sonorízalas para que os niños identifiquen más fácilmente las letras sobre las que estás trabajando.
  • Pide a los niños que te digan palabras que incluyan las letras que conocen y escríbelas. Si esta semana has estado presentando la letra “b”, por ejemplo,  después de identificarla en sus palabras de la semana y las retiradas, pide a los niños que piensen en qué palabras podrían incluir la “b”.  Cada vez que un niño te diga una palabra, escríbela en el pizarrón o en nuevas tarjetas que coloques al frente a la vista de todos. Después, analiza con ellos cada palabra para ver si efectivamente incluyen la letra “b”. No importa si la palabra tiene la letra al principio, en medio o al final. Lee la palabra de manera global (rápidamente) y en seguida sonorízala.
  • Presenta a los niños sus palabras de la semana. Después, elige una letra al principio de alguna de las palabras y pregúntales a los niños si saben cómo suena. Muchos niños -si bien no todos- llegan a inferir los sonidos de las letras por sí mismos, sin necesidad de que alguien se las enseñe. Para ayudar a todos los niños a lograr este proceso, una vez que ya hayan realizado actividades como las señaladas en los puntos anteriores, escoge alguna de las palabras conocidas por lo niños y pregúntales si saben cómo debería sonar la primera letra de esa palabra. Es muy probable que el niño que conoce la palabra “paleta” pueda identificar que el primero sonido que se siente en ella es “p”. Si no lo hacen de manera independiente, antes de darles tú el sonido de la letra, preséntales otras palabras que también inicien con “p”. Tendremos, por ejemplo, “paleta”, “papá”, “pizza”, “perro”, “pelota”. Lee todas estas palabras y pregunta a los niños si pueden notar que todas empiezan con la misma letra (visual) y que inician también con el mismo sonido (auditivo). ¡Veamos si alguno de los niños puede deducir el sonido! Conforme más veces realices este juego con los niños, más hábiles se harán para discriminar la información visual y auditiva que les estamos presentando.

Aquí tienes más tips, en palabras de Miss Sharon (maestra Filadelfia por 6 años, tercero grado de preescolar) y Miss Karla (maestra Filadelfia por 4 años, primero y segundo grados de preescolar.)

Nos gustaría mucho recibir tus comentarios y dudas, o que nos compartas tus propias experiencias de éxito ¡para que sirvan de ejemplo e inspiración a otras maestras!

 

Concurso: Gana una cortesía para asistir a nuestros Talleres en Bogotá, Colombia

niños mundoAsiste gratis a alguno de los talleres que presentaremos en Bogotá, Colombia: “Aprender a Leer a los 3” o “Cultura Filadelfia: Inteligencia, Pensamiento y Creatividad en el aula”. Los Talleres se presentarán el Sábado 4 y Domingo 5 de Octubre, 2014

BASES:

1. Envía, por inbox en Facebook  o al correo libros@elisaguerra.org una imagen que represente la importancia de la lectura y/o el desarrollo de la inteligencia desde edades tempranas, y añade un breve comentario donde digas por qué quieres asistir al taller. Máximo tres imágenes por participante.

2. La imagen puede ser una foto, un dibujo, un poster, etc, con el tema de lectura / cultura e infancia. Puedes tomar una foto especial de tus alumnos, tus hijos, editar imágenes ya existentes, o crear nuevas. Por favor, no infrinjas derechos de autor.
3. La fecha límite para enviar las imágenes será el Miércoles 24  de Septiembre, a las 9 pm hora de México DF (misma hora que Bogotá)
4. Con las imágenes recibidas, crearemos un álbum en Método Filadelfia – Elisa Guerra. La imagen que más “Likes” reciba (mínimo 100) será la ganadora. Puedes invitar a tus contactos a votar por tu imagen, pero deberán hacer click en “Me gusta” eligiendo tu foto dentro de nuestro álbum.
5. La votación se cerrará el Martes 30 de Septiembre, a las 9 pm. El (la) ganador(a) será notificad@ al día siguiente través de Facebook, Twitter y/o correo electrónico.
6. El o la ganadora podrá elegir entre dos talleres para asistir gratuitamente: “Aprender a leer a los 3”, que se presentará el Sábado 4 de Octubre en el Hotel Radisson Royal Bogotá, o “Cultura Filadelfia”, que se realizará el Domingo 5 de Octubre en la misma sede.
7. Si ya realizaste tu inscripción al taller, participas en el concurso y resultas ganador(a), se te hará la devolución de tu depósito y podrás asistir al evento sin costo.

IMPORTANTE: El premio consiste en una beca para asistir a cualquiera de los dos talleres señalados, no incluye gastos en los que el participante incurra para efecto de su asistencia al taller, como viáticos, transporte, alimentación, hospedaje, etc. El premio no puede ser cambiado por dinero, pero sí puede ser transferido a otra persona.

¡Te invitamos a participar!

Puedes participar también en nuestros cursos en línea

¿Por qué esperar a los 6?

Por Mihai Dimancescu, M.D. 

En un mundo bombardeado por publicidad mediática de juguetes o juegos “educativos”  para los niños pequeños, los escépticos paradójicamente critican los programas para el desarrollo temprano de Los Institutos para el Logro del Potencial Humano bajo la consigna de que los niños pequeños no están listos para aprender bits de información inteligente y que al hacerlo se les roba su niñez.  Es interesante considerar que los mismos críticos pasan completamente de largo cualquier crítica de los juguetes o juegos “educativos”, producidos en masa, algunos de los cuales son buenos, pero muchos entre ellos no ofrecen más que una atracción pasajera para los padres que genuinamente buscan mejorar el futuro de sus niños.

Los programas de Los Institutos para niños pequeños se derivan directamente de las observaciones de niños con lesión cerebral profunda con diagnósticos desesperanzados por parte de sus médicos. Algunos de estos niños se recuperan al grado de lograr una función completamente independiente, si se les provee de un programa para su atención.

Los programas para niños con lesión cerebral son intensos, orientados a la familia, incorporando actividades físicas, estimulación sensorial, enriquecimiento ambiental y terapias cognitivas junto con meticuloso cuidado de salud general y nutrición. Todos estos programas se basan en el nivel de desarrollo funcional del individuo, medido  en un perfil del desarrollo (creado por Los Institutos para medir adecuadamente la edad de desarrollo de un niño en relación a su edad neurológica). Las críticas más antiguas a los programas se fundamentaban en la falta de observación de primera mano del programa y sus resultados, así como el hecho de que Los Institutos no habían llevado a cabo estudios “controlados”. Los críticos ignoraban el hecho de que ninguna institución académica acudió al llamado de Los Institutos para hacer un “estudio controlado”, o incluso que un estudio “controlado” habría sido muy poco ético en virtud de que se negaría a un grupo de niños con lesión cerebral los beneficios de un programa que se sabía que podía ayudar. Y aún si fuera ético, dicho estudio habría sido imposible de diseñar dadas las dificultades de obtener un cohorte homogéneo de niños con lesión cerebral.

El día de hoy, algunos de los críticos del pasado han perdido su impacto desde que la medicina moderna está orientada a la funcionalidad, esto quiere decir que los médicos ya no tratan solamente una enfermedad o lesión, en lugar de ello, la meta es mejorar la función. Más aún, los tratamientos se administran de acuerdo con la medicina basada en evidencia, en otras palabras, buenos resultados y la ausencia de efectos dañinos son el soporte del tipo de tratamiento administrado.

El programa de Los Institutos para niños con lesión cerebral basado en evidencia dio lugar a a un par de preguntas de sentido común: Si un niño con lesión cerebral profunda puede eventualmente funcionar al mismo nivel o por arriba del nivel de un niño “normal”, entonces, ¿por qué hay niños “normales” en nuestro sistema escolar que funcionan tan pobremente?Segundo: Si los programas de desarrollo orientados a la función benefician a los niños con lesión cerebral tan significativamente, ¿No podrían programas similares aplicados a niños sanos en sus años de desarrollo realzar sus capacidades intelectuales y físicas?

El reconocimiento de que los bebés y los niños muy pequeños pueden absorber enormes cantidades de información sin esfuerzo alguno, y que aprenden mucho más en sus primeros años que en cualquier otro año de su vida,  sugiere que podemos comenzar a enseñar a los bebés desde el principio, sin tener que esperar a que cumplan cinco años o más, la arbitrariamente elegida como el inicio de la “edad escolar”.

El dar a los bebés y niños pequeños material informativo tal como los “bits de inteligencia” -incluyendo palabras, figuras, formas, objetos, plantas, animales, gente, insectos, figuras históricas, países, hechos de geografía, aritmética, instrumentos musicales, etc – presentados de manera clara, en periodos de tiempo cortos pero frecuentes, de manera divertida y amorosa, les permite almacenar la información. Alguna de esa información puede ser usada muy rápidamente y otra permanecerá latente para ser recuperada como algo ahora familiar cuando se encuentre en la vida real o en un ambiente académico.

Usando este acercamiento, los niños aprenden a leer bien  y a realizar cálculos aritméticos a una edad temprana y sin dificultad. Mientras que algunos niños que son expuestos por primera vez a la lectura y las matemáticas a la edad de cinco o seis años aprenden muy rápidamente, muchos niños tienen dificultad para aprender a leer y a hacer aritmética cuando esperan tanto tiempo para empezar, como lo han demostrado los tristes resultados en nuestras escuelas públicas.

Aprender a leer de manera temprana y el absorber bits de información variados pero eventualmente útiles, no previenen al niño de divertirse y disfrutar del juego. De hecho, los niños que aprenden de manera temprana, espontáneamente piden aprender más, ya que ven el aprendizaje como tiempo de diversión, y disfrutan completamente de esa experiencia. Los niños están hambrientos de conocimiento, y cuando éste se les presenta en una atmósfera amorosa y relajada, el aprendizaje se convierte en una actividad divertida que ellos buscan y siguen buscando conforme crecen.

El ver el aprendizaje como una actividad agradable y útil se convierte en un patrón que es parte integral de su persona. Así como estos niños pueden aprender a leer y absorber interesantes bits de información, también pueden ser expuestos a la música, la gimnasia, la actuación, el tocar un instrumento musical o el representar obras de Shakespeare.

Es evidente que algunos niños parecen tener una habilidad innata o predisposición para desarrollar ciertas habilidades como las matemáticas ola escritura, o pueden ser músicos precoces o magníficos atletas, pero estos niños son la minoría, y con frecuencia tienen padres que comenzaron a animarles de manera temprana para participar en una actividad en la que incluso el padre pudiera haber sobresalido (actuación, música, deportes, academia, etc.)

Con la excepción de esa minoría, la mayoría de los niños tienen el potencial, y si son expuestos a un ambiente enriquecido y reciben los estímulos a una edad temprana de desarrollo, pueden convertirse en buenos lectores, buenos músicos y buenos atletas. No necesariamente genios o super campeones, sino integrales, individuos con logros, con un amor por el aprendizaje, la vida y las personas.  Estarán mejor equipados para entrar a un mundo competitivo que sus compañeros que fueron criados con “Pin pón” y “Mickey Mouse” y que sólo comenzaron a aprender otras muchas cosas útiles e interesantes a la tardía edad de cinco o seis, cuando el aprendizaje ya se ha vuelto difícil para muchos de ellos en el sistema escolar establecido.

Publicado originalmente en The In Report, Volumen 36, Número 1. Enero de 2008

 

Mihai Dimancescu, M.D

Mihai Dimancescu, M.D., es un neurocirujano con más de 30 años de experiencia en cirugía cerebral y de columna. Ha sido el creador de nuevas técnicas quirúrgicas y es uno de los pioneros en discectomía microendoscópica de la espina lumbar. Es un experto reconocido en la evaluación y manejo del coma. Egresado de la Universidad de Yale y de la Universidad de Toulouse (Francia). Ha publicado varios artículos en el campo de la neurocirugía y un capítulo de un libro sobre el mismo tema. Ha presentado conferencias a nivel internacional.  Ha recibido varios honores, incluyendo “Mejores Médicos en Nueva York”. También ha sido profesor adjunto de neurología clínica y de la ética biomédica. Ha sido presidente de la Sociedad Neuroquirúrgica de Nueva York, entre otros muchos puestos honorarios. 

Artículos científicos (entre otros) publicados por Mihai Dimancescu, M.D

The effect of intense multi-sensory stimulation on coma arousal and recovery  (Con Doman, Wilkinson y Pelligra, publicado en el Journal internacional de Rehabilitación Neurofisiológica)

Coma recovery  (Publicado por el Centro de Investigación Ames de la NASA, “Desarrollo Neurológico Humano”, p.21-23

Neurocirguía y Lesión Cerebral Adquirida, capítulo en el libro “Lesión cerebral adquirida” publicado por Springer, 2007

Talking to comatose patients

Environmental deprivation and enrichment in coma

Cerebellopontine influence on the motor system: a functional and anatomical study following section of the brachium pontis in trained macaque monkeys.

Integrated multi-spectral imaging systems and methods of tissue analyses using same

 

También pueden interesarte:

Lectura temprana y comprensión lectora: ¿relación imposible?

“Déjenlos jugar”: Reflexiones sobre lectura temprana

 

Este artículo fue originalmente publicado en http://ilphla.org/2014/05/25/por-que-esperar-a-los-6/

 

Convocatoria: Libros Pearson – Filadelfia

Saturnino Herrán - PearsonPEARSON, la casa editora en educación más importante del mundo publicará en este año 2014 la serie de libros de texto para el aprendizaje de la lectura, la escritura y cultura general para preescolares, inspirada en el Método Doman (Filadelfia).

En el ciclo escolar 2014-2015 el proyecto funcionará en su fase piloto. Las escuelas que fueron seleccionadas para el pilotaje confirmarán, en las próximas semanas, su participación en el proyecto. Se ha contemplado la producción de un número limitado de ejemplares adicionales para abastecer la enorme demanda que han tenido los libros entre padres y educadores de más de doce países en Latinoamérica y España.

Adicionalmente, las escuelas piloto que no confirmen su participación en las fechas establecidas, liberarán ejemplares para ser distribuidos entre otras escuelas o particulares interesados.

Es posible adquirir los libros de la serie registrándose en este espacio. La demanda se cubrirá en razón a temporalidad de la solicitud. Se atenderá a todas las escuelas o particulares en la medida de lo posible, hasta agotar el número de ejemplares previsto para este ciclo.

Las escuelas o particulares que hagan pedidos de más de 25 ejemplares y que estén en los siguientes países: México, Colombia, Perú y Ecuador, podrán participar en la segunda fase del proyecto piloto.

JS Bach -Pearson¿Quiénes pueden adquirir estos libros?

La convocatoria está abierta para todos:  escuelas, educadores y padres, que deseen obtener a partir de un solo kit de cualquier grado. Nota: Las escuelas que fueron seleccionadas para el programa piloto harán sus pedidos también en esta página, y continuarán además siendo atendidas directamente por la editorial para el seguimiento de la propuesta.

Componentes de la Propuesta

Kit para el alumno: Niveles A (3-4 años) B (4-5 años) y C (5-6 años) *

– Escritura temprana (Libro de actividades). Consistente con la propuesta Doman de escritura temprana, adaptada para el aula preescolar.

– Cultura General (Libro de actividades) Congruente con el Programa de Educación Preescolar 2011, este libro incluye actividades para el desarrollo temprano de la inteligencia. La propuesta gira alrededor de temas de cultura general, presentando un país, un compositor y un pintor cada mes, para cada grado.

– Enlace a materiales digitales: palabras de lectura, música, arte y conocimientos enciclopédicos para el alumno. Unicamente para escuelas con pedidos de 25 kits o más.

   * Si bien la propuesta contempla los tres grados de preescolar, también es posible utilizarla para 2o y 3o de preescolar y 1o de primaria. 

A partir de 15 ejemplares solicitados, se tendrá acceso al Kit para la maestra.

Kit para la maestra:

– Kit de lectura del aula: Material para la presentación del programa de lectura temprana en la escuela

– Libro gigante del aula: Incluye los textos significativos semanales de acuerdo con el currículo lector para cada grado.

– Materiales digitales: Láminas de conocimientos enciclopédicos que pueden mostrarse por medios digitales o imprimirse para su presentación física en el aula. Unicamente para escuelas con pedidos de 25 kits o más.

– Libro del maestro: incluye la presentación del método Filadelfia,  justificación pedagógica para cada área del programa, dosificación semanal de todos los componentes, explicación detallada sobre cómo presentar los materiales, sugerencias didácticas para cada semana empatadas con los campos formativos y aprendizajes esperados correspondientes en el PEP 2011,  enlaces a sitios de internet relacionados y un extenso apartado sobre evaluación (oportunidades para resolver problemas, documentación del aprendizaje, diario de trabajo y rúbricas para la evaluación del programa Filadelfia y autoevaluación docente).

Costo por alumno: 450 pesos mexicanos, (aproximadamente 35 USD) o su equivalente en moneda extranjera. El material para la maestra se incluirá sin costo adicional para pedidos de 15 kits/alumno por grado. El envío será gratuito para pedidos dentro de México a partir de 30 kits. Para pedidos internacionales, el costo de envío se cotizará de manera individual.

Apartado de ejemplares

Para garantizar sus ejemplares, es necesario hacer un depósito del 10% del valor del pedido al momento del registro, el cual debe realizarse a más tardar el 20 de Junio, 2014. Los libros estarán disponibles para su distribución en las primeras semanas de Agosto, 2014.

Para realizar el apartado de ejemplares DENTRO DE MÉXICO, clic aquí.

Para realizar el apartado de ejemplares PARA ENVÍO INTERNACIONAL, clic aquí.

Screen Shot 2014-04-29 at 8.59.59 PM Reptiles K2 Pearson

Gracias por su interés en nuestro proyecto de aprendizaje temprano. Nos emociona compartir este espacio educativo con profesionales que creen en el enorme potencial de los niños pequeños y que buscan orientar su práctica docente para lograr el desarrollo máximo de ese potencial.

E-mail de contacto: libros@elisaguerra.org

Mexico intro 1 Pearson

Mexico Intro 2 PearsonTambién puede interesarte:

La semilla de la genialidad

Lectura temprana y comprensión lectora: ¿Relación imposible?

Déjenlos jugar: Reflexiones sobre la lectura temprana

Curso ONLINE “Aprender a Escribir a los 4”

¿Es posible y deseable enseñar a los niños pequeños a leer y a escribir, mucho antes de que lleguen a la escuela? En este curso aprenderás los cómo, por qué, para qué de la escritura temprana, usando el método Doman adaptado al aula preescolar.

Escritura tempranaEste curso es la continuación del taller “Aprender a Leer a los 3”, disponible también en UDEMY. Como requisito, los participantes deberán haber cursado preferentemente este programa con anterioridad, o, en todo caso, haber leído el libro “Aprender a leer a los 3″ de Elisa Guerra, y/o “Cómo enseñar a leer a su bebé”, de Glenn Doman. Este curso parte de las bases pedagógicas adquiridas en el taller de lectura temprana.

El curso consta de 43 sesiones divididas en siete módulos. 99% del material se presenta en video. Incluye demostraciones prácticas y consejos sobre actividades y evaluación.

Dirigido principalmente a profesionales de la educación, el curso presenta una nueva aproximación hacia la enseñanza de la lectura y la escritura, que no sólo es gozosa y agradable para niños y docentes, sino que aprovecha el enorme potencial de aprendizaje de los más pequeños

Para tener acceso, deberás crear una cuenta en Udemy. Con ese mismo usuario y contraseña, podrás volver a entrar cuantas veces lo desees a nuestro curso y a cualquier otro al que te inscribas en el portal.

Hemos preparado un descuento especial del 20% para todas las personas que visitan nuestro BLOG. El curso en línea tiene un costo de 100 USD, pero en este enlace te puedes inscribir por sólo 80 USD.

INSCRIBETE al CURSO

 

 

Los cursos “Aprender a Leer a los 3”  y “Aprender a Escribir a los 4” están diseñados para docentes de educación inicial, preescolar y primaria baja, así como coordinadores, directores y otros profesionales de la educación interesados en el tema. Si bien puede ser de mucha utilidad también para padres de familia, les recomendamos considerar asistir a los cursos presenciales para padres que ofrecen Los Institutos para el Logro del Potencial Humano.

CURRÍCULO DEL CURSO

SECCIÓN 1: INTRODUCCIÓN AL CURSO

Presentación

Organización del curso

Recursos sugeridos

SECCIÓN 2:  ESCRIBIR BIEN

Lectura y Escritura: Dos procesos

¿Cuántos escritores hay?

¿Qué es escribir bien?

Componentes de la buena escritura

Algo estamos haciendo mal

SECCIÓN 3: ESCRITURA TEMPRANA

¿Por qué enseñar a escribir antes de los 6 años?

Hemos confundido aprendizaje con educación

SECCIÓN 4: ANALOGÍA: LEER/ESCRIBIR…. Y VOLAR

Volar: el mito de la desesperanza

Volar: El marco de riesgo

Prepárate para volar

Aterrizando la analogía

Plan de vuelo: Lectura y escritura

Demo: Paloma despega

Actitud ante la escritura

SECCIÓN 5: EL CAMINO DE LA ESCRITURA

Paso 1: Aprender a leer

Camila lee (4 años)

Paso 2: Armado de palabras / frases

Demo: Armado de frases

Paso 3: Remarcado

Presentación de dinámica: La isla del tesoro

Realización de la dinámica

Socialización de la experiencia

Lateralidad

Cuándo y cómo corregir

El papel del desarrollo neuromotor

Paso 4: Calcado

Paso 5: Copiado

Demo: Danna lee y escribe (4 años)

Comentarios sobre la demostración

Paso 6: Escritura independiente

Escritura creativa: Paso cero

SECCIÓN 6: OTRAS CONSIDERACIONES PARA LA ENSEÑANZA DE LA ESCRITURA

Enseñanza del abecedario

Tipo de letra

Direccionalidad de la escritura

Segmentación del texto

Ubicación espacial

Lectura y Escritura en Finlandia

SECCIÓN 8: PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Preguntas frecuentes sobre la escritura temprana

La presión de los padres

Sobre el desarrollo neuromotor

INSCRIBETE al CURSO

Aquí te dejamos un video con un avance gratuito sobre el curso. Esta clase se titula “Hemos confundido aprendizaje con educación”. Cuando hablamos de lectura y escritura tempranas, no estamos sugiriendo “adelantar” la escolarización y “obligar “a los niños a hacer ejercicios tediosos y aburridos. Se trata de aprovechar el enorme potencial de los más pequeños para que el aprendizaje sea gozoso y natural. El problema es que hemos confundido aprendizaje con educación, y más aún, pensamos en la educación como una obligación más que como un privilegio.

 

 

Entrevista de Marcel Solé a Elisa Guerra

Elisa GuerraEl portal español Formación: Cursos Recomendados ha realizado una Entrevista a Elisa Guerra, con motivo de la reciente publicación de sus cursos online para el mundo hispanohablante.  Hemos reproducido la entrevista en este espacio. Puedes leer la publicación original haciendo clic en este enlace.

¿Es posible y deseable enseñar a los niños pequeños a leer, mucho antes de que lleguen a la escuela?

Si un niño, a los dos años de edad, ha aprendido a entender y hablar su idioma materno –una hazaña enorme considerando las complejidades del lenguaje, las variaciones en los tonos de voz, la repetición accidental y desorganizada (pero presente) de los estímulos auditivos, ¿por qué no habría de ser capaz de aprender a leer?

Muchos podrían argumentar que si un niño pudiera o debiera realmente de aprender a leer a los tres años de edad, a los dos o incluso antes, entonces lo haría naturalmente, como sucede con el lenguaje oral. Y nos imaginamos que por alguna razón existe una superioridad del sentido del oído con respecto al sentido de la vista, de manera que los niños sí son capaces de comprender el lenguaje oral desde muy pequeños, pero deben esperar hasta ingresar a la escuela para comprender el lenguaje escrito. Sin embargo, la razón por la cual la mayoría de los niños no aprenden a leer “espontáneamente” es por la falta de estímulos adecuados para hacerlo.

La mejor manera de proporcionar estos estímulos a los bebés, de forma organizada y eficiente, es con un programa de lectura temprana que comience en el hogar,  a cargo de padres amorosos y conscientes del potencial de su pequeño. Pero también es posible aprender a leer a los 3 años, o incluso antes, en la escuela preescolar o maternal, con algunas variantes en el programa.

Ahora bien: no se trata simplemente de adelantar el proceso de adquisición de la lectura, sin adecuar la metodología de enseñanza para niños más pequeños.  Cualquiera que pretenda enseñar a leer a un niño de dos o tres años haciéndole repetir el alfabeto muy pronto se dará cuenta de la inutilidad de sus esfuerzos.  El niño necesita encontrar significado en toda experiencia lectora,  sea o no temprana. El problema es que tradicionalmente hemos visto a la lectura como una actividad escolar o como un ejercicio intelectual, y no como lo que en realidad es: una función cerebral (Doman, 2007) y específicamente una habilidad del lenguaje, en este caso, visual.

¿Qué caracteriza el Método Doman?

Desde mediados de la década de los cincuenta, a través de su trabajo con pacientes con lesión cerebral, Glenn Doman y sus colaboradores comenzaron a descubrir la admirable capacidad del cerebro para regenerarse después de una lesión y para desarrollarse a través de la estimulación. Tras comprobar que un pequeño de cuatro años con daño cerebral considerable fue capaz de aprender a leer, Doman no pudo dejar de preguntarse qué sucedía entonces con los niños sanos de la misma edad que no sabían leer. Muy pronto se dio cuenta de que los niños no aprendían a leer a edades tempranas no porque no tuvieran la capacidad, sino porque no se les daba la oportunidad. El libro “Cómo enseñar a leer a su bebé” fue publicado por primera vez en 1964, y desde entonces ha sido traducido a más de 25 idiomas. En este libro, Doman propone a los padres un programa de aprendizaje temprano de la lectura para bebés y niños menores de seis años. Más tarde presentaría propuestas para la enseñanza de las matemáticas, cultura general, idioma extranjero, música y excelencia física. Los programas Doman han permanecido vigentes por más de cinco décadas, y han sido aplicados por padres de todo el mundo.

En su diseño original, los programas Doman fueron creados justamente para ser llevados a cabo por padres y madres, en su hogar, con sus propios hijos. Sólo ahí podrían presentarse con la duración, intensidad y frecuencia óptimos, en un ambiente amoroso y familiar, desde el nacimiento del bebé y a lo largo de sus primeros años. Sin embargo, si bien existen diferencias en la aplicación y los resultados, es posible retomar la filosofía Doman para diseñar un programa enriquecido para el desarrollo intelectual, físico y social de los niños en edad preescolar.

¿En qué ámbitos se está aplicando actualmente el Método Doman?

El auténtico programa Doman es el que los padres llevan en casa con sus propios hijos, para enseñarles a leer, a hacer matemáticas, a tocar un instrumento musical , hablar un idioma extranjero, nadar o ser físicamente excelentes. Los padres de niños con lesión cerebral hacen un programa de tratamiento intensivo para ayudar a sus pequeños a sobreponerse a sus problemas neurológicos. Si bien el método es ambicioso, logra resultados. Desde hace algunos años, con el aval de Glenn Doman y Los Institutos, hemos creado e implementado una adaptación de los programas para poderlos llevar a cabo en el entorno escolar, específicamente para alumnos de preescolar, pero también de primaria y secundaria.

¿Cómo te decidiste a crear un curso online?

Desde hace varios años he tenido el privilegio de presentar tanto los cursos para padres, como directora de Los Institutos, como talleres de capacitación para docentes, fundamentados en la propuesta. Ha sido una experiencia muy gratificante. Sin embargo, no todas las personas pueden viajar para hacer un curso presencial, y en repetidas ocasiones se nos preguntaba cuándo haríamos un curso virtual. Finalmente, me decidí a hacerlo, y en este momento ofrecemos dos talleres virtuales, con el tiempo iremos añadiendo más.

¿Quién puede aplicar el Método Doman?

En primer lugar, pueden aplicarlo los padres, con sus propios hijos. También, por supuesto, los abuelos, tutores o familiares que tienen niños pequeños a su cargo. Y ahora, educadores y docentes, principalmente de preescolar y primaria baja.

¿A quién va dirigido el curso?

Este curso en particular va dirigido a educadores, principalmente de preescolar y los primeros años de primaria, y todos aquellos que tengan en sus manos la responsabilidad y privilegio de enseñar a leer a niños pequeños. También puede ser aprovechado por padres de familia, directores y coordinadores de escuelas, y maestros de educación especial.

¿Qué ha sido lo más satisfactorio en la realización de tu curso y de tu experiencia profesional como docente?

Mi trabajo como docente y como profesional impartiendo cursos, me ha dado la oportunidad de convivir e interactuar –física o virtualmente- con personas maravillosas: docentes de todas partes del mundo hispanohablante, padres, colegas, y sobre todo… ¡niños!

¿Cómo ves el panorama actual de la educación en América Latina y España?

Creo que hay mucho que puede mejorarse. Desafortunadamente, hay cosas que no están en nuestras manos, como educadores. Es difícil pensar en cambiar todo un sistema educativo. Sin embargo, la entrega y dedicación que cada docente imprima en su propia aula puede cambiar vidas completas. Especialmente si logramos conservar en nuestros niños y jóvenes la pasión por aprender, en general, y la habilidad lectora, en específico. Es una oportunidad única.

Muchas gracias, Elisa. Seguro que será una entrevista de interés para muchos padres.

Gracias a ti, Marcel, y a cursos recomendados, por considerarnos para ser parte de este movimiento a favor de la educación y la formación personal y profesional.

Cursos relacionados con la educación y la enseñanza