¿Pueden los bebés aprender a leer?


Una pequeña de tres años reconoce palabras de lecturaPocas cosas pueden ser tan placenteras como una buena lectura, pocos regalos tan maravillosos como el aprender a leer. La persona que lee nunca estará sola: podrá ser amigo de todos los hombres y mujeres que vertieron sus ideas, sueños, experiencias y conocimientos en las letras, en cualquier tiempo, en cualquier lugar. El niño que lee se convierte en ciudadano del universo: por primera vez comparte el código secreto de los adultos, encuentra la ventana para salir volando hasta donde su curiosidad lo lleve.

Los adultos hacemos esperar a nuestros niños seis largos años antes de permitirles acceder por sí mismos al oasis oculto de la lectura. Lo hacemos no con el afán egoísta de quien no desea compartir la riqueza encontrada, sino porque pensamos que antes de esta edad no son lo suficientemente maduros o capaces para leer.  Será porque estamos conscientes de que leer es una habilidad cognitiva compleja, incluso misteriosa. Y no sabemos si exponerles a ella de manera temprana podría resultar infructuoso, o peor aún, dañino.

Estamos dispuestos a leer con los bebés, y podemos pasar largo rato contando historias y leyendo rimas a los niños pequeños. ¡Maravilloso! Es una de las mejores maneras de usar el tiempo que dedicamos a nuestros hijos. Pero, ¿enseñarles a leer?  Mmm, de eso no estamos tan seguros. Creemos que es tarea de la escuela, “ya le enseñará su maestra”, cuando tenga seis o siete años, con suerte desde los cinco, pero nunca antes. Creemos que, como padres, no estamos capacitados para hacerlo, no sabríamos por donde empezar. Pero los niños pequeños pueden aprender a leer, y de hecho quieren hacerlo.

Si un niño, a los dos años de edad, ha aprendido a entender y hablar su idioma materno –una hazaña enorme considerando las complejidades del lenguaje, las variaciones en los tonos de voz, la repetición accidental y desorganizada (pero presente) de los estímulos auditivos, ¿por qué no habría de ser capaz de aprender a leer?

Muchos podrían argumentar que si un niño pudiera o debiera realmente de aprender a leer a los tres años de edad, a los dos o incluso antes, entonces lo haría naturalmente, como sucede con el lenguaje oral. Y nos imaginamos que por alguna razón existe una superioridad del sentido del oído con respecto al sentido de la vista, de manera que los niños sí son capaces de comprender el lenguaje oral desde muy pequeños, pero deben esperar hasta ingresar a la escuela para comprender el lenguaje escrito. Sin embargo, la razón por la cual la mayoría de los niños no aprenden a leer “espontáneamente” es por la falta de estímulos adecuados para hacerlo.

Desde que el bebé nace, e incluso antes, los padres le hablan constantemente. El recién nacido ya es capaz de reconocer la voz de su madre y también ciertas peculiaridades de su propio idioma. En palabras de Glenn Doman, confirmadas cada vez por más expertos en neurodesarrollo, los bebés son genios lingüísticos.

El lenguaje humano es un verdadero milagro. Nuestros niños pequeños pueden entender y hablar su lengua materna gracias a su increíble capacidad cerebral y a que reciben los estímulos auditivos con duración, intensidad y frecuencia adecuadas para desarrollar su habilidad. Estos estímulos se les presentan de manera significativa, contextual, no fragmentada. El niño interactúa con su ambiente a través del lenguaje oral.  Los adultos a su alrededor le hablan en palabras y frases completas que expresan ideas precisas ligadas a su experiencia. Un niño de dos años que ha recibido un programa de estímulos visuales para la lectura, con las mismas características (no fragmentados, significativos, provistos de emoción y vinculados a las vivencias del niño) podrá aprender a leer.

Por supuesto, de la misma manera que no esperamos que un niño de 24 meses pueda ofrecer un discurso con perfecta claridad expresiva, o que pueda comprender una charla sobre temas complejos con uso de vocabulario sofisticado,  tampoco pretendemos que antes de los tres años sea capaz de leer El Quijote. Pero así como sí es posible que el niño comprenda y se exprese en un vocabulario consistente con sus propias experiencias, también es factible que pueda reconocer numerosas palabras escritas. El vocabulario oral se irá ampliando conforme los estímulos ambientales lo permitan. Lo mismo sucederá con el vocabulario lector.

Como ejemplo, aquí tenemos un video de Natalia, de dos años, reconociendo algunas palabras de lectura.

Otro  video más, un fragmento de una clase abierta de primer grado de preescolar (niños de 3 años) leyendo palabras.

La mejor manera de proporcionar estos estímulos a los bebés, de forma organizada y eficiente, es con un programa de lectura temprana que comience en el hogar,  a cargo de padres amorosos y conscientes del potencial de su pequeño. Pero también es posible aprender a leer a los 3 años, o incluso antes, en la escuela preescolar o maternal, con algunas variantes en el programa.

Doman, Cohen, Goodman, Bruner, son sólo algunos de los expertos que han afirmado y presentado evidencia de que los niños pueden aprender a leer desde muy temprana edad, mucho antes de los seis años.

Ahora, la pregunta a considerar sería: ¿Por qué o para qué habríamos de enseñar a leer a un bebé? Tú, ¿qué piensas?

¿Sabías que ofrecemos un curso en línea para aprender a implementar un programa de lectura temprana en el aula?  “Aprender a leer a los 3”, 59 sesiones y más de seis horas de video, demostraciones y práctica, para cursarlos en tus propios tiempos, a tu ritmo, a través de internet. Además, una vez que te inscribes al curso, éste permanece para siempre en tu cuenta. En agradecimiento a tu visita a nuestro BLOG, puedes registrarte al curso con un 20% de descuento usando el cupón “Blog” en este enlace.

Si deseas más información sobre nuestro curso en línea “Aprender a leer a los 3”, haz click aquí.

Puedes acceder a este blog también en: http://elisaguerra.org/blog/pueden-los-bebes-aprender-a.html

6 pensamientos en “¿Pueden los bebés aprender a leer?

  1. Pingback: Todo lo que hizo Glenn Doman | Educación y Neurodesarrollo

  2. Do you mind if I quote a small number of your posts as long as I provide credit and sources returning to your blog: http:
    //elisaguerra.wordpress.com/2013/01/16/pueden-los-bebes-aprender-a-leer/comment-page-1/.
    I will aslo be sure to give you the proper anchor text hyperlink using your website title: ¿Pueden los bebés aprender
    a leer? | Educación y Neurodesarrollo. Please be sure to let
    me know if this is ok with you. With thanks

    Me gusta

  3. Pingback: Buscamos escuelas piloto: Proyecto Pearson-Filadelfia | Educación y Neurodesarrollo

  4. Pingback: Preguntas sobre la Enseñanza de la Escritura Temprana | Educación y Neurodesarrollo

  5. Pingback: “Déjenlos jugar”: la creencia errónea de que la lectura temprana es la antítesis de la infancia | Educación y Neurodesarrollo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s