Entrevista de Marcel Solé a Elisa Guerra


Elisa GuerraEl portal español Formación: Cursos Recomendados ha realizado una Entrevista a Elisa Guerra, con motivo de la reciente publicación de sus cursos online para el mundo hispanohablante.  Hemos reproducido la entrevista en este espacio. Puedes leer la publicación original haciendo clic en este enlace.

¿Es posible y deseable enseñar a los niños pequeños a leer, mucho antes de que lleguen a la escuela?

Si un niño, a los dos años de edad, ha aprendido a entender y hablar su idioma materno –una hazaña enorme considerando las complejidades del lenguaje, las variaciones en los tonos de voz, la repetición accidental y desorganizada (pero presente) de los estímulos auditivos, ¿por qué no habría de ser capaz de aprender a leer?

Muchos podrían argumentar que si un niño pudiera o debiera realmente de aprender a leer a los tres años de edad, a los dos o incluso antes, entonces lo haría naturalmente, como sucede con el lenguaje oral. Y nos imaginamos que por alguna razón existe una superioridad del sentido del oído con respecto al sentido de la vista, de manera que los niños sí son capaces de comprender el lenguaje oral desde muy pequeños, pero deben esperar hasta ingresar a la escuela para comprender el lenguaje escrito. Sin embargo, la razón por la cual la mayoría de los niños no aprenden a leer “espontáneamente” es por la falta de estímulos adecuados para hacerlo.

La mejor manera de proporcionar estos estímulos a los bebés, de forma organizada y eficiente, es con un programa de lectura temprana que comience en el hogar,  a cargo de padres amorosos y conscientes del potencial de su pequeño. Pero también es posible aprender a leer a los 3 años, o incluso antes, en la escuela preescolar o maternal, con algunas variantes en el programa.

Ahora bien: no se trata simplemente de adelantar el proceso de adquisición de la lectura, sin adecuar la metodología de enseñanza para niños más pequeños.  Cualquiera que pretenda enseñar a leer a un niño de dos o tres años haciéndole repetir el alfabeto muy pronto se dará cuenta de la inutilidad de sus esfuerzos.  El niño necesita encontrar significado en toda experiencia lectora,  sea o no temprana. El problema es que tradicionalmente hemos visto a la lectura como una actividad escolar o como un ejercicio intelectual, y no como lo que en realidad es: una función cerebral (Doman, 2007) y específicamente una habilidad del lenguaje, en este caso, visual.

¿Qué caracteriza el Método Doman?

Desde mediados de la década de los cincuenta, a través de su trabajo con pacientes con lesión cerebral, Glenn Doman y sus colaboradores comenzaron a descubrir la admirable capacidad del cerebro para regenerarse después de una lesión y para desarrollarse a través de la estimulación. Tras comprobar que un pequeño de cuatro años con daño cerebral considerable fue capaz de aprender a leer, Doman no pudo dejar de preguntarse qué sucedía entonces con los niños sanos de la misma edad que no sabían leer. Muy pronto se dio cuenta de que los niños no aprendían a leer a edades tempranas no porque no tuvieran la capacidad, sino porque no se les daba la oportunidad. El libro “Cómo enseñar a leer a su bebé” fue publicado por primera vez en 1964, y desde entonces ha sido traducido a más de 25 idiomas. En este libro, Doman propone a los padres un programa de aprendizaje temprano de la lectura para bebés y niños menores de seis años. Más tarde presentaría propuestas para la enseñanza de las matemáticas, cultura general, idioma extranjero, música y excelencia física. Los programas Doman han permanecido vigentes por más de cinco décadas, y han sido aplicados por padres de todo el mundo.

En su diseño original, los programas Doman fueron creados justamente para ser llevados a cabo por padres y madres, en su hogar, con sus propios hijos. Sólo ahí podrían presentarse con la duración, intensidad y frecuencia óptimos, en un ambiente amoroso y familiar, desde el nacimiento del bebé y a lo largo de sus primeros años. Sin embargo, si bien existen diferencias en la aplicación y los resultados, es posible retomar la filosofía Doman para diseñar un programa enriquecido para el desarrollo intelectual, físico y social de los niños en edad preescolar.

¿En qué ámbitos se está aplicando actualmente el Método Doman?

El auténtico programa Doman es el que los padres llevan en casa con sus propios hijos, para enseñarles a leer, a hacer matemáticas, a tocar un instrumento musical , hablar un idioma extranjero, nadar o ser físicamente excelentes. Los padres de niños con lesión cerebral hacen un programa de tratamiento intensivo para ayudar a sus pequeños a sobreponerse a sus problemas neurológicos. Si bien el método es ambicioso, logra resultados. Desde hace algunos años, con el aval de Glenn Doman y Los Institutos, hemos creado e implementado una adaptación de los programas para poderlos llevar a cabo en el entorno escolar, específicamente para alumnos de preescolar, pero también de primaria y secundaria.

¿Cómo te decidiste a crear un curso online?

Desde hace varios años he tenido el privilegio de presentar tanto los cursos para padres, como directora de Los Institutos, como talleres de capacitación para docentes, fundamentados en la propuesta. Ha sido una experiencia muy gratificante. Sin embargo, no todas las personas pueden viajar para hacer un curso presencial, y en repetidas ocasiones se nos preguntaba cuándo haríamos un curso virtual. Finalmente, me decidí a hacerlo, y en este momento ofrecemos dos talleres virtuales, con el tiempo iremos añadiendo más.

¿Quién puede aplicar el Método Doman?

En primer lugar, pueden aplicarlo los padres, con sus propios hijos. También, por supuesto, los abuelos, tutores o familiares que tienen niños pequeños a su cargo. Y ahora, educadores y docentes, principalmente de preescolar y primaria baja.

¿A quién va dirigido el curso?

Este curso en particular va dirigido a educadores, principalmente de preescolar y los primeros años de primaria, y todos aquellos que tengan en sus manos la responsabilidad y privilegio de enseñar a leer a niños pequeños. También puede ser aprovechado por padres de familia, directores y coordinadores de escuelas, y maestros de educación especial.

¿Qué ha sido lo más satisfactorio en la realización de tu curso y de tu experiencia profesional como docente?

Mi trabajo como docente y como profesional impartiendo cursos, me ha dado la oportunidad de convivir e interactuar –física o virtualmente- con personas maravillosas: docentes de todas partes del mundo hispanohablante, padres, colegas, y sobre todo… ¡niños!

¿Cómo ves el panorama actual de la educación en América Latina y España?

Creo que hay mucho que puede mejorarse. Desafortunadamente, hay cosas que no están en nuestras manos, como educadores. Es difícil pensar en cambiar todo un sistema educativo. Sin embargo, la entrega y dedicación que cada docente imprima en su propia aula puede cambiar vidas completas. Especialmente si logramos conservar en nuestros niños y jóvenes la pasión por aprender, en general, y la habilidad lectora, en específico. Es una oportunidad única.

Muchas gracias, Elisa. Seguro que será una entrevista de interés para muchos padres.

Gracias a ti, Marcel, y a cursos recomendados, por considerarnos para ser parte de este movimiento a favor de la educación y la formación personal y profesional.

Cursos relacionados con la educación y la enseñanza

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s